Extracto de uno libro del padre MD Philippe sobre el misterio de la Anunciación

Publié le Mis à jour le

La Anunciación

María, en la Anunciación, manifiesta el realismo de la fe. Su acto de fe la compromete de manera total en el misterio del Padre. La orientación profunda de su vida cambió por esta revelación. Hasta entonces era la espera, el abandono; ahora la contemplación divina se apodera de toda su vida. Desde luego que la contemplación no suprime de ningún modo el abandono, pero exige en cambio una actitud de fe aún más grande, y una esperanza que se apoye inmediatamente sobre la misericordia del Padre que da su Hijo, su Luz.

El Verbo, Luz sustancial que se encarna en María, continúa tomando posesión de nosotros como sus miembros vivos para que nosotros también seamos uno con Él. El gran misterio de la Encarnación se prolonga en nosotros, por y en nuestra fe; por ella, nos transformamos en los miembros vivos de Cristo, participamos íntimamente en su vida, formamos con Él “una sola persona mística”.

Padre Marie-Dominique Philippe, “Tres misterios de misericordia”