Testimonio de una hermana, Mexico

Publié le Mis à jour le

 

Doy gracias a Dios de haber escogido como instrumento para fundar la Comunidad San Juan al padre Philippe y en unidad con Hna Alix fundar la rama Contemplativa de las Hermana de San Juan.

Yo siempre he confiado en la Misericordia de Dios y mi confirmacion a esta Misericordia de Dios es el haber encontrado a el padre Philppe que fue verdaderamente un testimonio de Caridad y Misericordia para mi.

Tuve la gracia de haber estado en St. Jodard 2 años por lo cual pude tener grandes bendiciones estando cerca del padre, para recibir sus cursos, participar en sus misas que eran algo muy especial pues en ello se manifestaba el gran fervor del padre a la Santa Eucaristia y tuve la gracia del Santo Sacramento de la Reconciliacion que me permitio recibir su ayuda y consejos de nuestro padre y tambien en ocaciones recibir sus capitulos muy hermosos que nos invitaban  a ir mas hacia el Padre.

Yo tuve la dicha de conocer al padre. Phillipe en Monterrey, hice, mi Oblatrura entre sus manos fue mi primer encuentro con el y despues vinieron mas encuentros lo que me permitio conocer mas la Comunidad y a el y esto marco mi vida, mi conversion, mi eleccion a la vida consagrada, al ver su don como Sacerdote, como Hermano de Santo Domingo fue ahi donde nacio mi deseo de unirme a Jesus.

La enseñanzas, las palabras que daba me atrajeron a esta Comunidad pues vi que daba lo que amaba y lo que vivia y se daba sin reservas, sus cursos, sus homilias, toda su persona todo esto nos empujaba cada vez mas a nuestro Dios en la vida consagrada.

Mi Familia tuvo la dicha de conocerlo y fueron cautivados por su santidad su alegria, sencilles y respeto para acogerlos aun si no habalba la lengua español  vi que eso no impedia para nada el acoger a Americanos, Africanos, Mexicanos etc… siempre habia una presencia un respeto para cada persona.

Gracias a Dios que nuestro padre Philippe nos dejo una gran herencia con su testimonio de vida que siempre vi en el toda pureza y busqueda de verdad e invitando a ello y nos invitaba siempre a vivir de eso y aun nos invita a seguir adelante aun en medio de las pruebas dificiles que pasamos y es por medio de sus cursos que recibimos nos da cada vez una luz nueva, una confianza para caninar y seguir a quien nos hemos consagrado y a amar mas a la Virgen Maria viviendo de su ejemplo de Don de vivir al pie de la cruz. en unidad con nuestro padre San Juan.

Una hermana