Testimonio de Jose Eduardo, Mexico

Publié le Mis à jour le

Mi experiencia con el padre Marie Dominique Philippe es difícil explicarla ya que es un sentimiento de paz y armonía con el Señor que transmitía que difícilmente se puede explicar en palabras.

Yo lo conocí en Monterrey Nuevo León México en un retiro que impartió por los años noventas y su palabra y su sabiduría de la palabra de DIOS me impacto a grado que transformo mi vida, en ese momento decidí un cambio radical  en mi vida para seguir al SEÑOR y sus enseñanzas  la cual hasta el momento después de vinti tantos años lo sigo, claro con mis altibajos pero con constancia, esto ha sido posible para mi primeramente por el SEÑOR y con el apoyo de los sacerdotes de la comunidad San Juan fundada por él , esto habla de los frutos del padre.

Lo vi en varias ocasiones obviamente en todas las que vino a México después de ese año, también tuve la oportunidad DE ESTAR CON EL EN LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD en Francia donde asistí a varios eventos donde se encontraba el padre, su mensaje siempre irradio su fuerte fe y esperanza en el SEÑOR, no se diga de su amor  ya que veíamos con cuanto amor se entregaba a su ministerio sin importar las dificultades de la edad al final de su vida, la pobreza y sencillez con la que le gustaba que lo recibieran en el Priorato de Saltillo que es donde más tuve oportunidad de verlo, pero lo mismo era en Monterrey o a donde él fuera, jamás conocí un desplante de soberbia, siempre en posición y disposición de escucha para todos, jamás un gesto que interrumpiera su paz y armonía que se veía  tenia con JESUS, siempre tranquilo y paciente a pesar de que en mi opinión por cómo somos las del mundo podría haber tenido actitudes distintas.

Además tuve la oportunidad de ver la transformación de la vida de mucha gente gracias a él o a su labor atravez de la comunidad, sus frutos saltan a la vista.

En fin  podríamos hablar y escribir mucho sobre el Padre pero dada la premura de las cosas pues hasta aquí, a mí lo que más me impresionó del Padres fue su persona toda, paz paciencia , amor, armonía, sabiduría, sencillez, congruencia total de su predica con su vida.

Saludos

Jose Eduardo