Perfil biográfico

Publié le Mis à jour le

El padre Marie-Dominique Philippe nació en Cysoing (Nord) el 8 de septiembre de 1912, siendo el octavo de una familia de doce hijos que ha dado a la Iglesia tres religiosos dominicos y cuatro religiosas contemplativas.

Tras haber realizado sus estudios con los jesuitas en Lille, entró en la Orden de Santo Domingo en noviembre de 1930, en Amiens.

Hizo profesión en noviembre de 1931, y cursó sus estudios de filosofía y teología en el Saulchoir de Kain (Bélgica) de 1931 a 1938. Fue ordenado sacerdote en julio de 1936. Primero licenciado en filosofía, presentó enseguida su tesis sobre La sabiduría según Aristóteles con la que obtuvo el lectorado; después obtuvo su doctorado en teología.

Igualmente diplomado de Hautes-Etudes, fue profesor de filosofía y teología en el Saulchoir d’ Etiolles (convento dominico de la Provincia de París) de 1939 a 1945 y de 1951 a 1962, y fue profesor de filosofía en la Universidad de Friburgo (Suiza) de 1945 a 1982.

Muy pronto en sus estudios el Padre Philippe sintió la necesidad de renovar la enseñanza filosófica y teológica; para ello, era preciso revenir a sus respectivas fuentes: la experiencia según la perspectiva de Aristóteles y la fe contemplativa tras los pasos de santo Tomás de Aquino y de san Juan, cuyos escritos lo han marcado profundamente y a los que se refiere sin cesar. Su búsqueda de la verdad está ordenada según las tres sabidurías: filosófica, teológica y mística.

Al lado de esta actividad profesoral, el padre “Marie-Do” ha dado, sobre todo en Francia y en Suiza, conferencias de filosofía y de teología en medios muy diversos (secretarías de sindicatos cristianos, empresarios, psicoanalistas, médicos, Asociaciones de Familias Cristianas, Renovación carismática, artistas, etc). También predicó en muchos monasterios (sobre todo de carmelitas, benedictinas y dominicas, y a la Familia monástica de Bethlem), en los Hogares de Caridad (Foyers de Charité), principalmente en Chateauneuf-de-Galaure (durante 17 años predicó el retiro para los sacerdotes, y los miembros del Hogar), en Senegal, Togo, Ruanda, etc., y a muchos grupos de jóvenes.

Desde 1949 el Padre Philippe ha escrito numerosas obras de filosofía y de teología espiritual, de las cuales muchas han sido traducidas en varios idiomas. En total, se cuenta con más de 35 libros, a los cuales se añaden numerosos artículos; todo ello cubre un campo muy vasto de estudio: filosofía del arte, reflexiones sobre las matemáticas y la medicina, estudios de metafísica, comentarios sobre el Evangelio de San Juan, libros sobre el misterio de Cristo, la Virgen María, la familia, etc.

En Friburgo, en 1975, sin dejar de ser dominico, fundó la Comunidad de los Hermanos de San Juan a petición de algunos estudiantes franceses, y varios años después, la comunidad de las Hermanas contemplativas, luego la de las Hermanas apostólicas. A estas tres comunidades se añadieron numerosos laicos: los oblatos de San Juan. Todos forman una nueva familia espiritual en la Iglesia: la Familia San Juan.

En 1982, de vuelta en Francia y continuando con una vida apostólica variada, se consagró principalmente a la enseñanza de la filosofía y de la teología en las casas de formación de los Hermanos de San Juan en Rimont (Saône et Loire) y en Saint Jodard (Loire). Por otro lado, como Fundador y Prior general, enseñó y condujo esta nueva comunidad que experimentó muy pronto un crecimiento y una extensión internacional importantes. Desde 1974 una profunda amistad lo unió a Karol Wojtyla. A través de varios encuentros y cartas, Juan Pablo II siempre lo alentó en su búsqueda filosófica y en su misión en medio de los hermanos y hermanas de la Familia San Juan.

En el año 2001, la responsabilidad de Prior general fue transmitida al Padre Jean-Pierre-Marie, y el Padre Philippe, como Fundador, siguió en medio de los hermanos y hermanas transmitiendo incansablemente el fruto de su reflexión filosófica y teológica a través de pláticas y retiros espirituales. Han sido publicados libros de teología espiritual y filosofía, especialmente Retour à la source (Fayard 2005), que presenta su reflexión filosófica sobre la persona humana.

El 30 de junio del año 2006, festejó el 70 aniversario de su ordenación sacerdotal en Ars. Al día siguiente, día de la ordenación sacerdotal y diaconal de los hermanos de San Juan, el Cardenal Franc Rodé, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida consagrada, presente en la celebración, le rindió un vibrante homenaje. Algunas semanas más tarde, como consecuencia de un accidente vascular cerebral, el padre Philippe perdió el uso de la palabra. Hoy permanece en un gran silencio, esperando serenamente el encuentro con Aquel que tanto deseó conocer y dar a conocer. Permaneció en un gran silencio, esperando serenamente el encuentro con Aquel que tanto deseó conocer y dar a conocer. Murió el 26 de agosto de 2006, dejó el legado de una vida totalmente entregada al servicio del hombre y de Cristo.